viernes, diciembre 10

Obliviate

Recuerdo aquella noche en la que no me podía levantar
por esperar al **** que nunca llegué a encontrar.
En mi casa siempre estuvo ausente en su lugar
en los momentos de gran extrañar.
Aquel **** gran daño y malestar tuvo que causar
pues de mis recuerdos se tuvo que marchar
por su sitio ahí no poder encontrar.
Algún día en falta quizá le vaya a echar
pero tarde será para borrar su maldad.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario