sábado, enero 15

No hay una heroína como tú.

¿Es preciso pensar en la muerte? ¿Nos hace más humanos pensar en el final? ¿O nos convierte en desalmados por sólo reflexionar en el dolor que quizá pueda causar esa pérdida permanente? No lo sé... Lo que sí estoy verdaderamente seguro es que hasta que de verdad no ocurre algo verdaderamente representativo en tu vida no le das la importancia que se merece al juicio final. 
Cada individuo, en mi parecer, está sujeto a una base que le otorga equilibrio y orden. Dentro de esa estabilidad es conveniente encontrar la armonía y simetría adecuada para poder sobrevivir lo más feliz. Sin embargo, ¿qué pasaría si esa base omnipotente, otorgadora y original se derrumbase, se destruyese, se esfumase, desapareciese o apagase? Aveces pienso que es imposible que eso ocurra porque entonces la vida sí que carecería de todo sentido racional e irracional. El valor de la justicia se quedaría reducido a la nada. La creencia de una vida feliz simplemente quedaría en una simple y perfecta utopía. 
Personalmente temo muchísimo el dicho "el tiempo pone a cada uno en su lugar". En esa frase se debe contar con un factor primordial que se llama suerte. Sin ese don es imposible que una persona consiga lo que se ha propuesto con el tiempo. Los minutos transcurren, igual que los días y las décadas, y el tiempo sigue siendo igual de caprichoso que en el primer segundo. Nunca, repito, NUNCA se debe confiar en él.  Por eso mismo es importantísimo aprovechar cada instante con ese ente denominado principio de tu subsistencia. 
Para culminar con mi cavilación, debo mencionar que no pienso que crea en un Dios particular, pero si en él/ella/ellos/ellas debo otorgar mis rezos y el sentido de parte de mi existencia así creo que lo haré. No estoy dispuesto a que ese soporte vital se quiebre. No estoy en la labor de esperar a ese santiamén que la ola del tiempo pueda prestarme en el momento que le apetezca; es vil y ruin, y mi cimiento debe seguir de pie.

Quizá el hombre es malo porque durante toda la vida está esperando morir DOS PUNTOS y así muere mil veces en la muerte de los otros y de las cosas PUNTO Pues todo animal consciente de estar en peligro de muerte se vuelve loco PUNTO Loco miedoso COMA loco astuto COMA loco malvado COMA loco que huye COMA loco servil COMA loco furioso COMA loco odiador COMA loco embrollador COMA loco asesino PUNTO FINAL

No hay comentarios:

Publicar un comentario