sábado, mayo 7

Es tú elección, Mariposa.

Mi Mariposa quiere volar. La ayudo para que alce el vuelo. Animarla para que vuele alto y nunca se deje atrapar por nadie. Vuela, vuela, Mariposa, vuela, vuela. Desvivirme por ella, dirigir mi haz de luz para enfocarla, para que tenga esa oportunidad de volar, para que no tema. Sacrifico mi vida por mi Mariposa. Se cansa. La Mariposa se posa en ningún sitio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario